Entrevista con Hugues (@hughes_hu)

Entrevista a Hughes por @Diosamaracana (primera parte)

Hace tiempo que me apetecía estrenar una nueva modalidad para las entrevistas que hago para El Minuto 7. Afortunadamente, al EM7 no sólo le ha gustado la idea, sino que también me ha apoyado para llevarla a cabo. Así que, en adelante, algunas de mis entrevistas serán en persona: cara a cara, con la cercanía y la familiaridad que tiene una conversación. Adjuntaremos elaudio en el canal de ivoox de la web; así como la transcripción, para aquellos que prefieran seguir leyéndonos.

Este nuevo proyecto quería inaugurarlo con alguien a quien sigo desde hace varios años. Y no sólo se ha dejado entrevistar y grabar: a él le agradezco su generosidad para ser entrevistado, su tiempo, pero sobre todo, su implicación y sinceridad en las respuestas. Espero que la entrevista les guste y la disfruten, tanto como lo hemos hecho nosotros.

Él es uno de los pioneros del Madridismo Underground. Se dio a conocer por 2005 como comentarista y autor de muchas entradas en Fans del Madrid. De ahí, saltó a la blogosfera, y después columnista en La Gaceta. Actualmente es columnista y tertuliano del ABC. Sí, hablamos de Hughes. ¿Te la vas a perder?

Hugues_abc3

3Entrevista Audio click en Play

http://www.ivoox.com/entrevista-a-hughes-primera-parte_md_2627810_1.mp3″ Ir a descargar

Hechi: Bueno, estamos ahora… estoy reunida en el Café Gijón con el gran Hughes. Voy a estrenar un nuevo formato de entrevista con él, para que sea una entrevista cara a cara, una conversación entre nosotros, que nos permita conocerte más. Y ante todo, pues quiero darte las gracias. Para mí, es un privilegio poder, no sólo conocerte, sino poder conversar contigo.

Hughes: Pues… bueno, pues nada. Primero, lo de “el gran Hughes” te lo agradezco, pero suena a artista de circo o mago [risas]. Y, bueno… el placer es mío. Nunca me han entrevistado, así que yo pensaba pedirte un guión antes de las preguntas, como si fuera un político o algo, pero… está muy bien conversar, y yo espero que se nos oiga en la grabación.

Hechi: Bueno, lo vamos a intentar. Lo primero que me gustaría saber es cómo nació tu madridismo. Y para eso, te voy a ayudar con algunas frases con las cuales tú mismo has definido la persona que es madridista. Por ejemplo, decías hace unos años ya: “Uno sabe, desde que nace, a qué equipo quiere hasta morir”. Luego también decías: “Si nos hacen una resonancia, nos sacan el escudo del club y una cosa con forma de Copa de Europa”.

Hughes: [risas] No recordaba eso. Porque, aparte, en mi caso no es del todo cierto: yo me hice madridista —porque me hice: fue un proceso racional, de apoderarme de mi propia afición futbolera y convertirme en madridista. Y fue a finales de los 80: yo era un niño, pero me gustaba mucho la Quinta del Buitre y el clima que había en torno al Madrid: era un club mucho más respetado que ahora, era un club muy… Siempre que se informaba sobre el Madrid, o veías los resúmenes en Estudio Estadio, había una… una imagen de veneración, de algo clásico, algo legendario, de lo que apetecía hacerse aficionado. Y yo, particularmente, era muy, muy, muy… aficionado, era devoto, de Míchel. De Míchel, de la Quinta del Buitre, de Butragueño. Y con ellos, me hice del Madrid. Pero vamos, que yo recuerdo que me hice. No diré de qué equipo era yo cuando era muy niño, muy niño, muy niño, pero yo me hice del Madrid, o sea que… Claro, normalmente… normalmente, es una… es algo que está incorporado en uno. Probablemente, ya de bebé te visten de… Aquí, no tanto como en Argentina, o en otros países, pero te visten de un equipo. Pero, en mi caso, yo me hice. Me hice madridista.

Hechi: Conscientemente.

Hughes: Conscientemente. Fue mi primer acto de voluntad consciente, yo creo [risas].

Hechi: ¡Qué bien! Más o menos, ¿qué edad tendrías?

Hughes: Pues… 10-12 años, yo creo.

Hechi: ¿Y algún recuerdo? Por ejemplo, la primera vez que fuiste al Bernabéu, si fuiste al Bernabéu…

Hughes: No. Yo, los recuerdos son, sobre todo, viendo Estudio Estadio. Porque lo veía, verdaderamente, con veneración. Yo recuerdo el aspecto que tenía el Bernabéu, que estaba recorrido por un foso de… por tierra, como albero de la plaza de toros, ¿no? Era… a mí me encantaba. Y normalmente, los partidos se jugaban por la tarde, los domingos, y ese Bernabéu parcialmente iluminado… no sé, me encantaba cómo brillaba la camiseta. Era una fascinación. Yo veía los partidos, o los resúmenes del Madrid, pues fascinado. Y luego, recuerdo que yo me compraba la revista del… vamos, inmediatamente empecé a comprar la revista del Real Madrid. Entonces, recuerdo que me iba a una librería, porque cerca de casa no la vendían, y me iba a una determinada librería donde la localicé, y… y ahí ya pues empecé a estudiar madridismo: me estudiaba las entrevistas, la cantera, los resultados, hacía coeficientes de… de títulos por año… Era un madridismo, pues eso: juvenil, fanático. Y… bueno, y eso se me fue quedando [risas], se me fue quedando.

Hechi: Y de allí, ¿cómo hiciste ese paso a bloguero? Cuéntanos un poquito.

Hughes: A ver: bloguero, bloguero, yo nunca fui, porque yo en realidad nunca mantuve un blog. Yo lo que sí que recuerdo es que, cuando tuve acceso a Internet, a parte de las páginas que todo el mundo visita cuando se mete en Internet, recuerdo que… di con… buscaba, yo era un futbolero y buscaba cosas de fútbol también, y di con… con eso, con… me acuerdo de que estaba Anti-Barcelona, que era muy aficionado, muy apasionado. Y luego pues lo de Fans, ¿no? Yo di allí, y recuerdo que yo, era una forma terapéutica de curar mi madridismo, que a mí era una pasión que, realmente, me resultaba un poco molesta, porque era… Yo, en realidad, para las cosas… lo que tiene que ver con filiaciones políticas, no soy verdaderamente tampoco una persona apasionada, pero me empezaba a molestar mi madridismo tan exacerbado en un entorno, aparte, como en este caso era Valencia, que estaba rodeado de antimadridistas: todos mis amigos eran o del Valencia, o del Barcelona. Y yo veía que había una gran injusticia con cómo se trataba al club, en la época de Mijatovic, por ejemplo. Entonces, yo tenía un montón de cosas que decir. Yo quería quejarme de cómo trataban al Madrid, de cómo le trataba la prensa, de lo que pasaba en el club, de los derroteros que tomaba la política del club. Y bueno, Internet fue la manera de explayarme. Entonces, fue una cuestión terapéutica: empecé a volcar mis filias y fobias madridistas en Internet. Y así surgió la cuestión de… no mantener un blog, que nunca lo mantuve, sino colaborar parcialmente con Mario, ¿no?, en lo que tenía él —que quien tenía el mérito era él, que abría la pareta todos los días, como decimos en Valencia.

Hechi: Sí. De hecho, el próximo año, en 2014, se cumplen diez años de Fans del Madrid.

Hughes: ¿Diez? Yo creo que más, ¿no?

Hechi: Creo que diez.

Hughes: ¿Ya diez? Pues tiene mucho mérito, porque yo creo que abrir un blog de temática tan… porque, a ver, si tú abres un blog para contar tus cosas… pero es que abrir un blog sobre el Madrid todos los días, gratis et amore, es… verdaderamente, tiene mucho mérito. Del Madrid y lo que fuera, pero del Madrid especialmente. La verdad es que tiene mérito. Y yo creo que fue pionero, porque no había en Internet sitios específicamente madridistas donde el aficionado… De hecho, se configuró como una peña…

Hechi: Claro. A eso iba…

Hughes: Como una peña.

Hechi: Como una comunidad, ¿no?, de madridistas. ¿Cómo vivías tú esos principios, y luego la evolución de esa comunidad que, hasta hoy día, se ha mantenido más o menos?

Hughes: Pues… yo, bien. Yo formé parte de una peña. En Valencia teníamos una peña de Madrid, cerca de casa, y yo formé parte de la peña un tiempo, porque me servía para ver el partido cuando era de pago, y tal. Pero era una peña a la que yo me daba cuenta que, realmente, la gente iba a ver el Madrid y a emborracharse, ¿no? Y claro, nunca se podía hablar del club. Entonces, tú empezabas a decir, por ejemplo: “Joé, la política de cantera es un desastre”, y te miraban como un friki, como diciendo: “Pero este tío, ¿qué me estás contando? ¡Una cerveza!”, y no se podía hablar. Entonces, bueno: para un chaval que era aficionado, sí, internet era la posibilidad de algo tan sencillo como intercambiar… Porque, aparte, pasaba que en la prensa tampoco había excesivo debate en torno al club. El Barcelona, por ejemplo, siempre tuvo el Foro Samitier, el Fòrum Samitier. Y siempre sobre el Barcelona se hablaba más, se debatía más. El Madrid era muy unidireccional: el discurso estaba muy marcado en el club y en los medios. Y tampoco había mucho que discutir: las cosas eran como eran, y ya está, ¿no? Fue muy agradable poder charlar sobre fútbol.

Hechi: ¿Y por qué de repente dejaste de participar (por lo menos, con el nick de Hughes)? Que no sabemos si has utilizado otro…

Hughes: Bueno, yo recuerdo que hay un relato de Cortázar en el que decía algo así como: “De repente, en mi intelecto se levantan sutiles barreras del interés”, o algo así. Llegó un momento en el que yo, ya, todo lo que tenía que decir sobre el Madrid, o sobre el fútbol incluso, de una manera apasionada, ya lo dije. Es decir… quién es quién; qué me parecía el club; qué presidentes me gustaban; si era florentinista o no; cómo creía que el discurso de algunos periodistas o de los medios de comunicación influían en el Real Madrid; si me gustaba el fútbol de ataque o el fútbol defensivo… Todo eso yo ya lo expresé como aficionado. Entonces, ya no me quedaba nada por decir. Ya era tocar la vuvuzela, ya era estar ahí todo el día dale que te pego. Luego, cuando me abrí el blog, con posterioridad (que luego, si quieres, lo comentamos), ya fue un escribir sobre el fútbol distinto, más para mí, más para disfrutar yo.

Hechi: Por ejemplo, ¿cómo sería eso? ¿La diferencia entre hacerlo dentro de una comunidad, y ahora ya de una manera más individual, más pausada, más…?

Hughes: Claro. Yo, cuando abrí mi blog, que eso fue hace como un par de años… me como una papa, discúlpame…

Hechi: Tranquilo.

Hughes: Es un acto reflejo. Ves las papas, y piensas: “¡A comértelas!” [risas].

Hechi: Pasará con las pipas, a lo mejor [risas].

Hughes: Sí, bueno… De hecho, hoy he leído algo sobre las pipas, luego si quieres…

Hechi: Sí, luego vamos a hablar de eso.

Hughes: Que… no, que cuando abrí mi blog, ahí yo sí escribía muy distinto. Escribía… veía un partido del Madrid, y me lo contaba a mí mismo un poco como me gustaba verlo: no queriendo salvar nada, no queriendo redimir al Madrid de nadie ni de nada, sino simplemente contando lo que yo veía, de un modo más libre. Ya no es un blog específicamente madridista, yo creo, aunque yo lo sea. Y ésa es la diferencia. No trato… Cuando escribía una crónica de un partido, un textito sobre el Madrid en Copa de Europa, me fijaba en otras cosas. Yo creo que soy un aficionado al fútbol ya disperso, disperso. Entonces, me fijo ya en detalles: me fijo en el juez de línea, en… Se me va la atención; ya no me fijo en el juego concretamente, sino que me disperso.

Hechi: Y de allí, ¿el paso a Twitter? ¿Cómo viviste ese paso a Twitter?

Hughes: Lo de Twitter… No, lo de Twitter fue anterior al blog. Lo de Twitter fue anterior al blog. No sé, yo creo que fue…fue mi novia, que me animó a que me abriera un Twitter. Porque yo tenía Facebook, y lo cerré. No me gustaba. Y nada, abrí Twitter, y lo que no recuerdo es cómo fue… O sea, abrí no con mi identidad personal, sino con la de Internet esta de Hughes, y… no sé muy bien cómo fue, no me acuerdo. El caso es que ahí me encontré otra vez con… volví al lugar del crimen, y me encontré otra vez con todo el madridismo ahí. Y con la gran novedad, que eso para mí fue Twitter, de que confluía todo, ¿no? Ahí confluyó todo el movimiento de los madridistas furibundos, de lo que luego se llamaría “el underground”, con todo el mundo de grandes aficionados al periodismo, del blog de Arcadi Espada, y con los periodistas… los columnistas, ¿no?, que estaban allí. Se juntó todo eso, y hubo un contacto muy fértil, yo creo. Y eso fue para mí Twitter.

Hechi: A la que tú llamas “la Quinta de Twitter”… un artículo que hablabas de los madridistas, los blogueros que escriben de una manera particular su madridismo…

Hughes: ¡Ah, sí, claro! Bueno, eso no lo recuerdo muy bien, pero… A ver, es que, claro: tú ahora te metes en Twitter después de un partido del Madrid, y hay veinticinco crónicas del Madrid, hay mucha gente escribiendo sobre el Madrid. Y, en fin, se ha generado un plano de aficionados que escriben, que eso no existía antes, porque las peñas no eran exactamente… no generaban ningún tipo de discurso, ni generaban material legible, no generaban crónicas ni generaban… Y se ha generado en Twitter un mundo de madridismo militante también; aparte muy militante. Muy militante. Es curioso.

Hechi: A mí, particularmente, me han gustado mucho unas palabras con que definiste este mundo del madridismo en Twitter. Te las voy a leer. Lo hiciste el año pasado, en 2012. Decías: “Hace ya tiempo que me pasa lo que antes no me ocurría: que lo mejor del Madrid no lo encuentro en el campo, sino en la narración coral y encabronada de estos chavales que son los Portillos que no llegaron nunca, y los amigos que tenemos siempre, que no queremos ver al Madrid solos. Estos tipos que, desde las profesiones y lugares más diversos, están contándole al Madrid cómo es el Madrid, a ver si se entera, muertos de miedo de que deje de serlo alguna vez”.

Hughes: Ah… ¿eso escribía?

Hechi: Sí [risas]. En el artículo que publicaste, la “Quinta de Twitter”.

Hughes: Algo de eso es verdad. Bueno, a ver, es como lo… Sí, es que en realidad se trata de no sentirte solo. Igual que muchas veces te pones el partido de fútbol un domingo, o un miércoles de Copa de Europa, porque no hay otra cosa que hacer, que muchas veces ya… yo creo que, a veces, tiene más interés que el propio partido, la propia discusión posterior, ¿no? Cómo lo ve cada cual… Bueno: esto, con el mourinhismo, se ha exacerbado. Todo ese foco de discusión, los matices que cada uno encuentra en el partido, en el club… Bueno, y se ha generado eso, una tertulia, una gran tertulia cibernética, aparte de la que ya hay en los medios de comunicación. Ahora, todo son tertulias, ¿no? Quizás eso lo dije en un momento primerizo, antes de que llegara a poder agobiarme [risas] de tanto hablar del tema.

Hechi: Y ¿cómo mantienes esos lazos con todos estos madridistas que en un momento te encontraste en Fans del Madrid o en otros lugares, y ahora están en Twitter, ahora tú quizás estás más ocupado, o en el ABC? La comunicación…

Hughes: A ver, lazos personales, nunca he tenido como tal. Nos hemos saludado, he conocido alguna vez a alguno, pero muy… Bueno, yo soy lector de algunos de ellos, entro en Twitter a ver qué dice la gente, me comunico como ellos conmigo, en lo que tiene de comunidad, participo. Pero no tengo lazos mucho más allá de leer lo que se cuenta en Twitter —el gran ingenio que es Twitter, ¿no? Porque igual que Twitter es ingenioso para todo, también lo es, y especialmente, para el Madrid, o para el madridismo.

1

Hechi: Hay una persona que eres de los pocos que llegó a conocer, que es Juanan, @van_Palomaain, que dejó de estar con nosotros en agosto, lamentablemente. Y él de ti, por ejemplo, decía: “Yo voy diciendo por ahí que conozco a Mesetas, Hughes y Jarroson: la santísima trinidad de Internet”. ¿Cómo lo recuerdas, a Juanan?

Hughes: Pues… a ver, yo lo conocí una noche, una tarde-noche, y era una persona entrañable, la verdad. Tengo que decir que toda la gente que he conocido de Internet, que tampoco ha sido mucha, pero a veces parece que se comen a los niños crudos al teclado, y que son gente… luego son todos… parecen todos bellísimas personas, para comértelos a besos, ¿no? Juanan era una persona muy entrañable, en lo que yo vi. Era un chico muy carismático, con mucha gracia. Tenía mucha gracia. Y luego, la verdad es que era muy generoso, con sentido del humor. Tenía un talento para comentar, para retratar las cosas, ¿no? Y era un aficionado sui géneris, también. A mí, vamos, me cayó muy bien, y… bueno, qué te voy a contar del shock que fue vivir eso. Fue tremendo.

Hechi: Bueno. Vamos a pasar a otras facetas tuyas. Aunque seas economista de formación, haces un poco de periodismo. ¿Cuáles son tus periodistas de referencia?

Hughes: Bueno… a ver, los periodistas del siglo XX que ha leído todo el mundo, o los que me gustan, ¿no? Son Camba y compañía. Y luego pues, hombre, los periodistas vivos… también los que lee todo el mundo: pues Ignacio Ruiz Quintano, Gistau, Manuel Jabois… leo también a Arcadi Espada, muchísimos. Es que me voy a olvidar de alguno. Y algunos de ellos, tengo ya la fortuna de tratarlos y de ser incluso amigo: Jorge Bustos, que le leo mucho también… Eso, hablando de la gente que toca el tema del Madrid, ¿no? Luego, en otros ámbitos del periodismo, pues… podría citar alguno más, pero yo diría que éstos son referencias en cuanto al periodismo. Y luego, los periodistas clásicos de toda la vida pues Camba, Josep Pla, Ruano… Ruano, muchísimo. No, los que todo el mundo; yo es que creo que todo el mundo leemos lo mismo y a los mismos, ¿no?

Hechi: Y, diferenciándote un poco de los periodistas madridistas, éstos mismos que has nombrado, Ruiz Quintano, Gistau, Bustos, Jabois, ¿cuál es tu sello personal? ¿Qué te diferencia de ellos, o qué te asemeja incluso, también?

Hughes: Hombre, pues aquí ya… No lo sé, eso lo tendría que decir otra persona, ¿no? Yo no lo sé. Hombre, es que me parece, aparte, que seguro yerro el tiro si hablo de mí. Eso es como cuando te oyes… cuando me oiga la voz —bueno, no lo pienso oír, pero cuando me escuchara la voz en esta grabación, me voy a espantar, ¿no?, de la voz que tengo. Pues esto es igual, ¿no? No lo sé. Lo tendría que decir el lector, cuál es mi rasgo distintivo. Yo, hombre, no lo sé. Sí que te digo que yo no imito a nadie. O sea, escribo con bastante verdad, de las cosas que escribo, ¿no? Y poco más, no sé. No sé qué rasgo puede identificarme.

Hugues Bustos

Hugues junto a Jorge Bustos

Hechi: En el primer foro de debate de Primavera Blanca, que se hizo el 23 de octubre, hace poco menos de un mes, se trató el tema del periodismo, Twitter, y todo esto, y estuvieron invitados Siro López y Juan Ignacio Gallardo. Uno de los temas que se trató era lo del “madridismo con camiseta”. Y uno de los asistentes, de los participantes, en el momento de preguntas, llegó incluso a hablar del “madridismo con dorsal”: el periodista que defiende mucho a un jugador. ¿Cuál es tu opinión sobre todo esto, el periodista que se identifica con un club y con un jugador?

Hughes: Creo que todo cabe, todo vale. A mí, como lector, me gusta… me he acostumbrado a leer al periodista-personaje, al periodista-forofo, al periodista-frío; a ese tipo de periodista tan divertido que va de objetivo, y que nunca tiene equipo, y que parece que depende la verdad, u Occidente, de que el tío tenga o no tenga equipo, que no es tan importante; el periodista que dice que no tiene equipo y se le nota claramente que tiene un equipo… Yo creo que todo vale, y que, viendo venir a cada cual, pues está bien. Aparte de que el periodismo deportivo yo creo que ya no es solamente informar, sino también distraer, divertir, alegrar un poco… Entonces, bueno, hemos citado periodistas que son madridistas, y lees lo que escriben porque te gusta, por una metáfora, por un giro personal… No creo que sea importante. No creo… Yo no me fijo para nada en eso. No me interesa de qué equipo sea cada cual, si es o deja de serlo.

Hechi: ¿Y cómo fue tu paso de bloguero a luego estar en La Gaceta, ahora en el ABC, escribir las crónicas?

Hughes: ¿Cómo ocurrió? Pues fue rápido. Al poco de abrir el blog, me llamó La Gaceta. Bueno, me llamó Jorge Bustos desde Valencia, que estaba haciendo una entrevista a Camps, y me puso en contacto con Maite Alfageme, y empecé a escribir en La Gaceta. Allí escribía columnas de tema general, nada político, un costumbrismo así un poco desvaído, un poco… [risas], pero no sobre fútbol. Y luego, pues eso, no recuerdo… fue hace un año y pico… Una cosa siguió a la otra. Ya, a partir de ahí, fue ininterrumpido el proceso. Yo mantuve el blog después, pero luego ya ocurrió lo del ABC, y abrí otro blog en el ABC. Simultaneaba mi trabajo con la escritura en el periódico, y ya se hizo muy complicado mantener el blog. Y bueno, pues eso: fue muy rápido, ha sido una cosa detrás de la otra. No me paro a recordarlo, pero fue muy… En La Gaceta estuve, no llegó a un año. Escribí en verano una columna en la contraportada, y luego pasé a escribir televisión; y luego ya salté al ABC a finales del 2012. Y bueno, esa es la historia [risas].

Hechi: Cuéntanos un poco tu historia con el ABC.

Hughes: Pues con el ABC… fue a finales del… me llaman a finales del 2012, y… bueno, no hay mucho misterio. Empecé a escribir, bueno, lo que he estado escribiendo: columnas de tele y una columnita de fútbol, como una especie de contracrónica muy pequeñita, porque no había mucho espacio, sobre los partidos del Madrid. Y empecé en diciembre, porque recuerdo que lo primero que escribí fue sobre Nochevieja y los programas de la tele. Y bueno, pues eso, nada… Ha sido todo, como se dice, sin solución de continuidad. Y lo del ABC es un sueño, es una maravilla. Es el periódico de Azorín, de Camba… Bueno, de tanta gente que te podría aburrir diciéndote nombres, aparte de la gente que ya está allí escribiendo. Y es un gusto, es una cosa increíble escribir allí. Está muy bien.

Hechi: ¿Y el paso a tertuliano?

Hughes: Bueno, el tertuliano… he hablado tan poco, que no me atrevo yo a decir que soy tertuliano [risas].

Hechi: Ya te he visto, ya te he visto [risas].

Hughes: Soy un proyecto balbuciente de tertuliano. Todo surgió… se montó en el periódico lo de la tertulia de la Liga ACB [sic; se refiere a la Liga ABC], y… bueno, pues me llamaron. Yo… soy una persona, por lo general, tímida. O sea, no soy mucho de hablar en público. En la clase, en el instituto, en la universidad, estaba siempre sentado al final. Me tenían que sacar ya bajo amenaza de suspenso a hablar, o a exponer un tema, o a exponer algo. Y me cuesta. Pero bien, bien. El tertuliano… hombre, yo me he dado cuenta, con lo poquito que he estado, de que el tertuliano, que muchas veces se le critica, es una profesión en sí misma, es muy difícil, es muy complicado, y tiene un gran mérito. Y normalmente se habla muy mal del tertuliano, pero, oye, hay que estar, hay que ponerse. Es un talento. Hablar sin parar, hilado, con una sintaxis coherente, y decir cosas que tengan —bueno, que suenen con sentido; ya, que lo tengan, ya sería tremendo—, pero que suenen, y divertir un poco a la gente, eso es una cosa que no está pagada.

Hugues_ABC2

Hechi: También hay diferencias: tertulias, y otro tipo de tertulias.

Hughes: Hombre, a ver, esto es una tertulia… claro, estás con Gistau, con Quintano, con Rosa Belmonte, imagínate… o con Lafuente, Ignacio Camacho… En fin, es una tertulia reposada, muy matizada. No es la tertulia-show, maravillosa, genial, de Punto Pelota, ¿no?, que para eso ya no hay que valer; hay que [risas] valer y tener mucho desparpajo, y tener un sentido del espectáculo también. Que… bueno, también todo sería ponerse, oye.

Hechi: Bueno, tú al principio contabas que, de joven, veías mucho Estudio Estadio. Hoy día, se mantienen también un poco las tertulias, o quizás ya no tanto como antes, sino tirando más hacia este… no llega al punto de Punto Pelota, pero lamentablemente… No sé cómo tú lo ves la diferencia entre una y otras, cuando… Y sobre todo, que ahora estás del lado de tertuliano, también.

Hughes: Bueno… Fíjate, hablando antes de lo de Twitter, a veces he pensado yo que lo que sucede con todo el tema del madridismo en Twitter, estas trifulcas que se generan a veces, y tal, y yo, por ejemplo (hablo de mí), muchas veces se confunde ya la afición al fútbol, la afición al Madrid, en mucha gente, con la afición al periodismo, la pura pasión por el periodismo. Yo creo que en muchas de las personas, en muchos de nosotros se confunde ya. Ya no sabes dónde acaba el madridismo, y dónde empieza el amor por el periodismo, o al contrario. Yo, por ejemplo, recuerdo Estudio Estadio, pero bueno, yo era un fanático de la radio, por ejemplo. Y escuchaba a García, después a De la Morena; es que escuchaba a Gozalo, a Pedro Pablo Parrado. O sea, yo era un niño pegado a un transistor. Entonces, yo me ponía los pinganillos o me pegaba al equipo de música o al transistor y me lo escuchaba todo. Y al igual que eso, me leía los periódicos deportivos, ¿no? Entonces, mi afición está unida de manera indisoluble al periodismo, ya como te lo contaban. Por eso a veces también uno se rebelaba contra cierta forma de contarlo, claro. Porque es eso: ¿por qué me lo cuentas siempre así si está pasando de otro modo? ¿No? Y te entraba a ti ganas de contarlo, que es lo que pasa muchas veces, ¿no? Que cierta rebelión, entre comillas —con todas las comillas del mundo—, hay ganas de contarlo tú. Hay ganas de contarlo tú… Bueno, ahora lo que hay es un, claro, el panorama de medios ha cambiado mucho. Antes había, por ejemplo, en la noche había una sola voz, que era García. Luego eso se convirtió en varias voces, De la Morena. Luego se fue fraccionando. Y en la tele ahora hay un… pues un panorama de tertulias y de programas que… bueno, que han convertido la información periodística en otra cosa. Otra cosa, distinta, ¿no? Y sobre todo muy continua, muy constante… En el fútbol, antes… Bueno, te estoy metiendo un rollo tremendo.

Hechi: No, no, no.

Hughes: El fútbol antes acompañaba un par de días a la semana, y ahora acompaña todo el día. Todo el día. Es el gran lenitivo de los solitarios, ¿no? El fútbol: tenemos las tertulias, tenemos los partidos… Cumple una función social. Cierto es que genera un enorme ruido, ¿no? Es una información que genera mucho ruido.

2

Continuará en la segunda parte (muy pronto en elminuto7)

Entrevista en exclusiva a Hughes (@hughes_hu), por @DiosaMaracana, para Elminuto7.com, en noviembre de 2013.

Twitter_Hugues

Articulos de Hugues (Real Madrid) http://elminuto7.com/category/autores/hugues/

Articulos de Hugues (diversos) http://abcblogs.abc.es/hughes/author/hughes/
http://www.ivoox.com/entrevista-a-hughes-primera-parte_md_2627810_1.mp3″ Ir a descargar

Anuncios

4 Respuestas a “Entrevista con Hugues (@hughes_hu)

  1. Pingback: Entrevista a Hughes (I): “El periodismo deportivo ya no es solamente informar, sino alegrar un poco” | ¡A los molinos!·

  2. Pingback: Buena cosecha en el patatal·

  3. Pingback: ¡A por un año más, minuteros! |·

  4. Pingback: Entrevista con Hughes (@hughes_hu) – Segunda parte |·

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s