Don Santiago Bernabéu y El Falso Señorío

“Don Santiago Bernabéu Y El Falso Señorío” por Javier Muñoz

Bernabeu

Don Santiago Bernabeu fue jugador, entrenador, directivo y presidente del Madrid. Lo fue todo en el Madrid. Era tremendamente carismático, vital, jovial, campechano, dicharachero, con un negro y cortante sentido del humor. Tenía una personalidad arrolladora. En ocasiones era arisco y seco, pero siempre tenía un lenguaje limpio, directo, franco y honesto. Se le entendía todo lo que decía y cómo lo decía. Como tiene que ser. Sus mensajes eran directos, contundentes y no daban nunca lugar a segundas lecturas. Era políticamente incorrecto, poco amigo de las palmaditas en la espalda, odiaba la hipocresía, amaba la verdad. la justicia y la rectitud. Sus brusquedades verbales eran bien temidas, sus “santiaguinas” se hicieron famosas cuando tenía que echar una bronca a alguien, ya fuera un jugador, un entrenador o un directivo, pero luego era un pedazo de pan, un hombre afable, íntegro, quien le conocía de verdad, decía que era un padre para todos, para jugadores, para entrenadores, para directivos y hasta para el último empleado del Madrid. Tenía  unos principios y unos valores inquebrantables. A pesar de su apariencia tosca y ruda era un hombre con una envidiable formación jurídica. Era Abogado.

Como Presidente del Madrid fue un gestor excepcional, el mejor Presidente de la historia del fútbol mundial. Fue un adelantado a su tiempo. Bernabeu era el Madrid y viceversa. Él en los despachos y Di Stéfano en el campo, conformaron y construyeron el MEJOR EQUIPO DE LA HISTORIA. Solo con ver la Sala de Trofeos, para envidia de muchos, sobran los comentarios.

Cuando falleció en 1978, nadie podía concebir un Madrid sin Don Santiago, pero el Madrid siguió su camino sin él. Con el tiempo, y dados los vaivenes que el Madrid ha tenido en su reciente historia, a muchos madridistas, les ha dado por evocar la figura de nuestro grandioso y glorioso presidente, en nombre de unos valores que, presuntamente, él encarnaba.

Pues bien, habría que preguntarse que pasaría si Don Santiago Bernabeu resucitara y oyera eso de los “piperos” en el Madrid. Lo primero que preguntaría sería: “Y esos, ¿Quiénes son?,  ¿Una Peña del Madrid?,  ¿Son muchos o son pocos?, ¿Por qué se les llama así?, ¿Dónde se ubican en el campo? etc.

Si se le respondiera satisfaciendo su curiosidad y diciendo quiénes y cómo son realmente estos individuos que se hacen llamar madridistas, Don Santiago, caería fulminado en el acto y volvería a morir. Del susto y de la pena. E incluso de la vergüenza.

No hace falta que yo aquí en este humilde artículo, defina a estos “madridistas”, indicando sus  penosas señas de identidad porque ya son de sobra conocidas. No obstante, por si algún incauto aún no lo sabe y lee esto, lo recordaré brevemente:

El pipero madridista es el típico socio/abonado (o simpatizante) del Real Madrid que acude al Bernabeu a consumir compulsivamente su bolsa de kilo de “pipas” en vez de animar y apoyar al Club hasta el final.

Normalmente, después de lograr un gol decisivo que nos dé la victoria final, seguirá pelando pipas sin apenas mostrar un mínimo atisbo de alegría o emoción, como si con ellos no fuera el tema.

comiendo-pipas-bernabeu

Otra de las grandes señas de identidad de estos “madridistas” es el de abandonar el estadio a partir del minuto 80, sea cual sea el marcador, da igual que el Madrid vaya perdiendo o empatando y hubiera que animar para remontar, da igual, la excusa es que así se ahorran las colas para salir y, por supuesto, no pillan el atasco de vuelta a casa; en fin….

El pipero tiene como norma castigar con su frialdad e indiferencia al equipo casi de manera constante e hiriente porque ellos creen que ya lo han visto todo en ese estadio, creen que ellos están por encima del bien y del mal. El compromiso del pipero con el Madrid se resume en el silencio, o en el murmullo cuando el partido se pone feo e incluso en el silbar e insultar a quien sea merecedor de dicho “castigo”. La justificación para ello, es, según ellos, el pago anual de su abono o cuota de socio que les da derecho a protestar, silbar, pitar e insultar a ”quién se lo merezca”. Por el contrario, lo de animar incondicionalmente al equipo, es cosa de otros, de los ultras o de las peñas de provincias que vienen de fuera a ver al Madrid.

En el manual del buen pipero no pueden faltar sus referencias a ese fantasmagórico pasado al que siempre recurren, recordando bucólicamente lo que era el Madrid de Don Santiago Bernabeu, martilleando una y otra vez sobre la pérdida  de “aquellos gloriosos valores”, de “aquel señorío eterno” y cómo no, de la cantera, de nuestra gloriosa cantera. Últimamente también han añadido el recurso a la españolidad como piedra angular del Madrid idílico y celestial. El Madrid del señorío.

El pipero por excelencia lee la prensa deportiva, sobre todo el AS-co y el MARCA-ca, y escucha los programas radiofónicos con asiduidad y voracidad, de tal manera que toda la desinformación procedente DE LA ESCORIA MEDIÁTICA es inoculada a todas horas en el cerebro de nuestros queridos piperos. Una vez abducidos por LA ESCORIA MEDIÁTICA, asimilan el mensaje, convirtiendo la desinformación recibida,  en dogma de fe para el Madrid, repitiéndolo hasta la saciedad, de tal manera que consiguen crear un estado de opinión contra entrenadores y jugadores, sucediendo que si no son del agrado de estos singulares “juzgadores”, son sentenciados injustamente mediante juicios sumarísimos a la ejecución piperil sin derecho a réplica. Estos entrenadores o jugadores apenas podrán demostrar su valía, y acabarán asqueados y deprimidos tanto por el fondo como por las formas en que este perverso tribunal “madridista” imparte justicia.

En definitiva, el piperío es la masa aborregada a la que la prensa ha conseguido manipular, suelen carecer de opinión propia y tienen unos conocimientos de futbol bastante limitados y son de un bajo nivel intelectual.

Bien, después de haber trazado esta semblanza de la vida, logros, venturas y desventuras del madridismo pipero, nos queda saber cómo reaccionaría y cómo actuaría Don Santiago para con estos “madridistas” una vez que, resucitado, hubiera  sabido cómo se las gastan los susodichos…

Me imagino a Don Santiago rumiando, mascullando y jurando en hebreo contra  la ignominiosa y nauseabunda prensa deportiva y contra todo el indecente rebaño de piperos, mandándoles a todos, a tomar por donde la espalda pierde su casto nombre. Don Santiago era así, franco, directo, sin medias tintas, decía las cosas tal y como las sentía, y las decía a la cara. Nunca engañaba nadie con ese tono tosco, brusco, autoritario pero siempre honesto, transparente y sincero.

¿Qué por qué digo que les mandaría ahí?, muy simple. Y seamos claros de una puñetera vez. Don Santiago era la antítesis del señorío, de los supuestos “valores” imaginarios que ese segmento del madridismo pestilente, dicen que él encarnaba y que siempre tienen en la boca para ir jactándose de algo que no existió, y que solo existe en su imaginación. Hay cientos de pruebas y documentos gráficos y sonoros de que a Don Santiago, el puto señorío, se la traía fresca y floja.

Solamente, y  a modo de ejemplo, he podido reunir estas frases grandiosas de nuestro patriarca que desmontan la mítica y falsa encarnación del señorío de Don Santiago y que darían pie a unas cuantas y auténticas clases de MADRIDISMO DE VERDAD. Estos son algunos ejemplos:

“No hay jugadores jóvenes y viejos. Hay buenos y malos”

“Me gusta Cataluña a pesar de los catalanes”

“Dicen que el Madrid es el equipo de los ricos, cuando la verdad es que la base está entre aquellos que construyeron el estadio. De los primeros cuarenta mil socios, aristócratas habrá veinte. El Real Madrid es un club absolutamente popular. Quizá el más popular del mundo. Son los títulos los que le han hecho señor”

“Si criticara al Madrid se me caería la cara de vergüenza”

“¿El equipo del régimen? Lo que han hecho los gobiernos de Franco es explotarnos y nunca nos han dado ni cinco céntimos”

“En el fútbol, el público se cansa de sus grandes figuras antes que éstas empiecen a fallar”

“Al ser España un país de envidiosos, todos nuestros males vienen de haber sido tantas veces campeones.”

“Seré el segundo en felicitar al Barcelona si es campeón; el primero será un “pelota”.”

“Tenía un amigo catalán, cuyo defecto era el de ser jugador del Barcelona y, además, por si fuera poco, profesaba como catalán”

“Al jugador se le mide sólo por el dinero”

“Si el fútbol sigue el camino que lleva ahora, en España el fútbol acabará mal. Es más, si el fútbol existiera sólo en España, ya habría muerto.”

“Yo siempre he sabido que voy a terminar mal. ¿A quién quieren los españoles?. Recuerdo que Jacinto

Benavente entraba en un café y la gente no decía ahí llega este genio, este Premio Nóbel, sino que decían “este que entra es un marica”. ¿Que por qué aguanto?. Porque pienso que la situación es tan difícil que hay que dar la cara. Pero la situación en todo, que conste”

179592_10200340681853880_75415936_n

Aquí dejo un vídeo de cómo se sentía Bernabeu cuando se consideraba perjudicado por una actuación arbitral:

Después de haber leído y releído estas expresiones de Don Santiago, ¿Algún pipero me puede decir dónde encuentra el tan cacareado señorío de Bernabéu? No debemos confundir las cosas. Bernabeu era un señor de los pies a la cabeza, pero le importaba una mierda el señorío. Si tenía que meterse con los árbitros, lo hacía, si tenía que meterse con los federativos lo hacía, si tenía que meterse con la UEFA, lo hacía, si tenía que meterse con el Barcelona, lo hacía encantado. Se metió hasta con los distintos Gobiernos de Franco que solo utilizaron al Madrid para beneficio del régimen.

¿Algún ingenuo se cree que iba a quedarse sentado poniendo la otra mejilla mientras al Madrid le inflaban a hostias?, jamás, nunca lo hizo, defendió y luchó por el Madrid con uñas y dientes. Si tenía que pegarse contra todos, se pegaba. De manera figurada, obviamente. El último personaje más parecido, en el fondo y en las formas, a Bernabeu, que ha pasado por el Madrid, tenía nombre y apellidos: Don José Mourinho. Sin duda, un alumno aventajado de Don Santiago….Que razón tenía Don José cuando acertó a decir aquello de que “el Madrid está lleno de madridistas disfrazados”. Ni Bernabeu lo hubiera dicho mejor….Si viviera aún, ese señor llamado Mourinho seguiría en el Madrid, y ese otro que se llama Casillas hace tiempo que no estaría….

El perverso concepto de señorío ha hecho mucho daño al Madrid históricamente. Fue un invento de ese turbio segmento de “madridistas” que abogaban por no contestar a los insultos, a las provocaciones, a los menosprecios, y a las agresiones en las formas y en los hechos, verbales  y no verbales,  de los distintos estamentos futbolísticos, ya fueran jugadores, entrenadores, o presidentes rivales u organismos varios, árbitros, Federación, UEFA, etc. Siguiendo el espíritu del himno, ese que dice ”Cuando pierden dan la mano, sin envidias, ni rencores”, pues había que transigir, ser unos caballeros y aguantar carros y carretas. El himno es muy bonito, pero la realidad era y es muy distinta. Si nos escupían, avasallaban e insultaban, etc, había que poner la otra mejilla, no contestar. Sonreír. La política de gestos. Eso es el señorío que evocan los piperos. Su puto señorío. Don Santiago Bernabeu, no se dejaba avasallar ni atropellar por nadie y ponía firme al más pintado. Y si tenía que ser grosero y maleducado con quien fuera, lo era. Ya está bien de tanta mentira y tanto falso señorío que pregonan los piperos y madridistas perniciosos. Por culpa de ese falso señorío, nos han dado por todos los lados, por delante y por detrás, por la izquierda y por la derecha.  LOS MADRIDISTAS DE VERDAD, LOS AUTÉNTICOS tenemos la piel llena de cicatrices, llena de jirones, de tantas cuchilladas que nos han dado y la cara la tenemos destrozada, como un cromo… A la mierda el señorío que nunca existió.

Pues bien, estos “madridistas de pacotilla”, los piperos, son los herederos del señorío imaginario. Del falso señorío. Don Santiago se hubiera comido a bocados a todos estos “madridistas”. Era el antagonismo al señorío. Hay que desterrar del Madrid a esta casta de falsos madridistas que lo único que hacen es enturbiar, emponzoñar y ensuciar la vida del Madrid. El MADRIDISMO AUTÉNTICO les tiene que callar en el campo, empequeñecerlos, arrinconarlos, hasta que se harten. Y fuera del campo, hay que seguir haciendo campaña en los medios, en las redes sociales contra esta lacra del Madrid.

Igualmente, sigo pidiendo desde estas humildes líneas que continúe el boicot a LA ESCORIA MEDIÁTICA,  a toda esa pléyade de medios antimadridistas que lo único que buscan es el daño al Madrid. Que saquen sus sucias manos del Madrid, y que dejen de intervenir en el club. Y que todos esos MADRIDISTAS DE VERDAD continúen sin comprar un periódico de los panfletos madrileños MARCA-ca y AS-co.

Para finalizar, solo diré que si Don Santiago Bernabeu, resucitado, se topara en estos tiempos con algún “madridista” de estos, con un pipero de los mencionados, de esos que silban, pitan e insultan a algún jugador o entrenador porque sí, o se duermen lánguidamente en su localidad comiendo pipas sin animar al equipo, le espetaría tal cual, literalmente: ¡¡¡Vaya usted a tomar por culo y no vuelva a aparecer por el campo!!!

Ese era el verdadero señorío de Don Santiago Bernabeu. El de llamar a las cosas por su nombre.

bernabeu_3

Publicado el 24 de septiembre 2013 por Javier Muñoz

@jmunozbar

Si quieres leer más sobre Don Santiago Bernabéu : Click aqui

Anuncios

22 Respuestas a “Don Santiago Bernabéu y El Falso Señorío

  1. Guauu!!.Mejor no se puede expresar la cruda realidad de esa parte de la aficion llamemosla “politicamente correcta” que siguen las consignas “prisaicas” y mediaticas diversas,y que tan bien sirven a nuestros hipocritas enemigos.!A la mierda el señorio!!.Seamos malos,que es mucho mas divertido

  2. Este RM, desde que regresó F.Pérez y le dio la imprescindible estabilidad económica (digámoslo claro, el club más valioso y con más presupuesto del mundo durante los últimos años) estaría dominando España y Europa con mano de hierro, guiado por el genio de Setúbal, si no fuese por el maldito “señorío”, con sus complejos asociados (no responder, callarse, esperar a que escampe, dejarse partir la cara) y sus lastres endémicos (hay que soportar al Toportero por los siglos de los siglos, españolizar al club porque sí, Mou genera agitación y división y blablabla).

    Desde luego, este RM con tan magnífica plantilla de los últimos años, con un Presidente valiente y con coraje a lo Bernabéu ((que hace años que habría impedido que pisasen al club año tras año y sin descanso los Villar, Platini, Gaspart, los çulegiados, los Godallatos, etc -por decir algo simple pero indiscutible: de las 6 jornadas de liga actuales contando con la de hoy, en 5 ha jugado el Farsa antes su partit que el RM, debiendo el club blanco siempre jugar su partido contra corriente, abajo en la tabla y con nada que ganar y sí que perder… ¿¿casualidad??, ¡¡jjaaajajjaa!!-)), más Don José Mourinho, estaría ahora arrasando.

    Pero no, es imposible porque el “señorío” no simpide rebelarnos ante abusos como el del otro día del Farsa-Sevilla: el Farsa en el tiempo reglamentario mete 2 goles, y el Sevilla 3 goles legales, pero en vez del 2-3 que debió reflejar e marçador, resulta que por arte de magia çulerda, según el açta çulegial el partit acabó 3-2.

    ¡¡¡De un 2-3 a un 3-2, y así día tras día!!.

    A tomar por çulé el “señorío”…

  3. Espectacular articulo, pido permiso para poderlo compartir por twitter.
    Lo unico que no me ha terminado de encajar a sido comparar a Mou con Bernabeu y decir que ha sido el único, pero eso entiendo que es una valoración muy personal.

    Enhorabuena

  4. De acuerdo en lo que comentas de Bernabéu, pero meterse con los piperos e insultarlos de forma violenta te hace parecer un nazi. Se pueden decir las cosas, pero insultando se pierde la razón. Tan madridista es el pipero como el underground. Por lo demás, buen artículo.

    ” madridistas perniciosos.vs MADRIDISTAS DE VERDAD, LOS AUTÉNTICOS”.

    “Pues bien, estos “madridistas de pacotilla”, los piperos, son los herederos del señorío imaginario. Del falso señorío. Don Santiago se hubiera comido a bocados a todos estos “madridistas”. Era el antagonismo al señorío. Hay que desterrar del Madrid a esta casta de falsos madridistas que lo único que hacen es enturbiar, emponzoñar y ensuciar la vida del Madrid. El MADRIDISMO AUTÉNTICO les tiene que callar en el campo, empequeñecerlos, arrinconarlos, hasta que se harten. Y fuera del campo, hay que seguir haciendo campaña en los medios, en las redes sociales contra esta lacra del Madrid.”

    Busca libros sobre como se dirigía Hitler a los judíos y reflexiona anda.
    Ese radicalismo te hace perder la razón.

    • No te consiento que me llames nazi. Simplemente descalifico y defino a una porción de madridistas que hacen mucho daño al Madrid. No los insulto, los defino. Si fuera un nazi como tú dices, habría eliminado tu comentario, y cómo verás no lo hago. En ningún momneto he hecho referencia a la violencia física, solo a la de los hechos como “callar(los) en el campo, empequeñecerlos, arrinconarlos, hasta que se harten. Y fuera del campo, hay que seguir haciendo campaña en los medios, en las redes sociales contra esta lacra del Madrid”. La próxima vez mide tus palabras porque hablar de Hitler y de los judíos solo lo puede hacer un enfermo como tú…

  5. Estupendo articulo. Sinceramente me he llegado a emocionar incluso al releerlo. Sr. Javier, ha descrito usted de manera clara, directa y sin ambages ni complejos aquello que siempre he pensado o intuido acerca de la “extraña” afición del RMCF. Desde la distancia, ya que resido en territorio hostil, no podía explicarme por que el Bernabeu, con los grandes jugadores y equipos de los que hemos disfrutado, es siempre un estadio frío y distante en sus maneras, propenso puntualmente a la critica despiadada hacia los nuestros y siempre dispuesto al aplauso fácil al adversario, a las carreritas demagógicas de ilustres veteranos o, sobretodo últimamente, al partidismo acérrimo por tal o cual jugador de la plantilla.
    Si, Sr. Javier, estoy de acuerdo en la descripción del “pipero” que ud. lucidamente describe y no me cabe duda de que la labor de zapa de los medios ha sido fundamental para ello. Estoy de acuerdo en que eso del puto señorío, cuestión esta que nunca he llegado a entender, es un invento infame, ambiguo y polivalente, ideado para adoctrinar a las mentes borreguiles, otorgándoles a los que así se definen una altura mayestática por el hecho de ser “aficionado” del Real, que nunca podrían alcanzar ni por asomo en cualquier bar de cualquier esquina, lugares estos donde ilustran a la feligresía transeúnte parloteando y despotricando, quedandose al final tan panchos. Eso si sintiéndose magnánimos y altruistas por haber dado la razón al contertulio del equipo contrario, que para eso, él, es del Real Madrid y encima tiene señorío.
    Pero con lo que estoy más de acuerdo es con lo que escribe en uno de sus últimos párrafos:

    “Hay que desterrar del Madrid a esta casta de falsos madridistas que lo único que hacen es enturbiar, emponzoñar y ensuciar la vida del Madrid. El MADRIDISMO AUTÉNTICO les tiene que callar en el campo, empequeñecerlos, arrinconarlos, hasta que se harten”

    Creo que ya va siendo hora de coger el toro por los cuernos y acallar a esta turba infame.
    Simplemente por una cuestión de sentido común.

  6. Repito, el problema no lo tengo yo. Lo tiene alguien que habla de madridismo auténtico y señala a los falsos madridistas cuyas taras se ejemplifican en este artículo. O te crees que es normal insultar a los aficionados llamados piperos? Repito, estoy de acuerdo con gran parte del artículo pero no con la violencia verbal que empleas para describir a esta clase de aficionados. Y te sigo recomendando que leas alguna perlita que dejó Hitler, porque tu discurso se asemeja bastante a ello.

    Antes de ofenderte por lo que digo, repasa la forma que tienes de vejar a esta clase de aficionados, que son tan madridistas como tú.
    Nos hacéis un flaco favor dividiendo al madridismo y hablando de madridismo auténtico y no se qué. No sois nadie para repartir carnets de buen madridista.

    • El problema no lo tengo yo, lo tiene quién la desvergüenza de mencionar aquí a Hitler. Como vuelvas a mencionar a Hitler, a los nazis o intentes faltarme el respeto, eliminaré todos tus comentarios. Puedes discrepar todo lo que quieras del artículo, pero compararme con Hitler, no te lo consiento, te lo he dicho antes. La razón (mucha o poca) que pudieras tener la has perdido con esa comparación tan miserable.Y eliminaré tus comentarios porque los límites del civismo y la educación tienen un límite. Si los traspasas, aquí no tienes cabida. Advertido quedas.

  7. Magnífico artículo, yo también me tomo la libertad de copiar y compartir con otros madridistas, del norte y del sur, de dentro y de fuera de nuestras fronteras, blancos, negros, de cualquier color o religión… pero que sientan al Real Madrid como tu lo sientes y como me lo has hecho sentir a mi con tu gran artículo. Cada una de tus palabras las hago mías y comparto contigo hasta la última coma. Un abrazo y decirte que ha sido un verdadero placer leerte.

  8. Jaja. Al final voy a ser el malo de la película y todo… Y no quien se refiere a “los piperos en estos términos: ” los piperos,”que son los herederos del señorío imaginario. Del falso señorío. Don Santiago se hubiera comido a bocados a todos estos “madridistas”. Era el antagonismo al señorío. Hay que desterrar del Madrid a esta casta de falsos madridistas que lo único que hacen es enturbiar, emponzoñar y ensuciar la vida del Madrid”. Existe el madridismo AUTÉNTICO y el piperil”.

    Enserio, tienes la piel muy fina y quien debería retractarse de tus palabras con las que te refieres a aficionados del Madrid eres tú.

    Si tuvieses esa sensibilidad para tratar a los madridistas con más respeto no te hubiese dicho nada.

    Por favor, menos radicalismo, que dices cosas sensatas de Bernabéu pero la pifias al menospreciar de forma chabacana y violenta a una parte de la afición que comparte tu mismo sentimiento.

  9. Muy bueno el articulo Don Santiago dejoo un Gran ejemplo al Madrid lamentablemente hay personas q perjudican y hacen daño al equipo pero pronto se acabara si tan solo hubiera alguien en la directiva q cuidara la imagen del equipo y echara a quien quiera destruirlo

  10. Una basura de artículo. Santiago Bernabéu no se parecía a Mourinho ni en el blanco de los ojos, de hecho las políticas de club de Bernabéu no se parecían en nada a las de Florentino. Lorenzo Sanz tb criticaba a los árbitros, pero no se parece en nada a Mourinho, y ganó más Copas de Europa que Florentino. Y recordemos que Lorenzo Sanz hablaba públicamente del señorío que venía de la época de Bernabéu. Otra cosa, Mourinho era entrenador, no presidente. Los entrenadores que más se han parecido a Mourinho son Benito Floro y Radomir Antic, los cuales ambos los dos fracasaron estrepitosamente. Miguel Muñoz se parecía muchísimo más a Del Bosque que a Mourinho, de hecho, Muñoz siempre decía aquella famosa frase “tengo una flor en el culo”. Era muy parecido a Del Bosque en el cáracter. Las políticas de Bernabéu dentro del club comenzaron la deuda histórica del Real Madrid, Bernabéu llevaba al Madrid como un club, y siempre defendía a los socios y su dinero, por eso no hacía grandes fichajes, porque decía que el dinero de los socios hacía falta para pagar las instalaciones, la luz, etc. Eso está en entrevistas disponibles en la red. Puskas llegó al Madrid GRATIS, y Di Stéfano casi, Bernabéu jamás se gastó miles de millones de pesetas en ningún jugador, y el Madrid estaba plagado de españoles, de hecho el Real Madrid es el único equipo español que ganó la Copa de Europa con todo jugadores españoles en el 11 inicial (1966), algunos de ellos “canteranos”. El Madrid de los 70 tb estaba plagado de españoles, entre ellos, del Bosque y Camacho.

    Para mí vosotros, sois unos extremistas que no concéis la historia del Real Madrid, os ciega el forofismo, y sois unos ignorantes. Los que llamáis “piperos”, saben muchísimo más de fútbol que vosotros. Bernabéu fue presidente 35 años y os creeis que con un vídeo de 1 minuto de duración de uno de sus últimos años, vais a explicarnos cómo era Bernabéu. Tb hay otros vídeos en youtube de Bernabéu y en ellos no se parece en nada al Bernabéu que vemos en este vídeo.

    Analfabetos y mediocres.

    • Como tus argumentos son las descalificaciones, te voy a responder y me voy a poner a tu altura: Eres un ridículo, un patético, un memo, un mentecato, un majadero, un cretino y un mamarracho ¿Qué tal?, ¿Así mejor?, ¡¡¡Un saludo!!!

  11. ESPECTACULAR…tengo 47 años y no había encontrado esta página…. que grande q estos valores de D. Santiago estén recogidos en unos cuantos renglones para enseñárselos a mis hijos y sobrinos, que sepan porque nuestro Club es tan grande desde hace tantos años. Gracias, gracias y mil gracias

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s