KAKÁ Y EL BUEN SAMARITANO

“Kaká y el buen samaritano” por @jmunozbar

kaka

Kaká, es un futbolista sin vergüenza (por separado). Si otros quieren juntar estas dos palabras, que las junten. Me parecerá perfecto. Desde que llegó hace 4 años al Madrid, en ningún momento ha estado comprometido con el club que pagó una millonada por él, y que le paga religiosamente hasta el último de sus céntimos de euro, ha sido muy poco profesional, e incluso fue un mentiroso en su momento, cuando ya en su primer año, engañó al Madrid, cuando se lesionó con su selección, Brasil, en verano, en la Copa Confederaciones, y el Madrid le pidió que regresara a Madrid para seguir un proceso de recuperación, u operarse, en su caso. Entonces, le dijo al Madrid que no tenía nada, que estaba perfectamente y que seguiría disfrutando de sus vacaciones. El Madrid le creyó. Al regresar, el Madrid comprobó con asombro que tenía una lesión grave, de la que tardó muchísimo tiempo en recuperarse. Es decir, engañó al Madrid, ocultando una lesión que él sabía que tenía, con tal de no volver a Madrid para recuperarse y así no perder sus preciadas vacaciones. Entre medias de estos cuatro años, misteriosas y continuas lesiones, de las que tardaba una eternidad en recuperarse y algunas, casualmente, coincidían con sus fechas de paternidad. Eso sí, para cobrar su multimillonaria ficha, nunca ha puesto ningún obstáculo, ni ha sido un pasota. Ahí sí que ha sido un gran profesional. Para cobrar. Por eso, digo que es un jugador sin vergüenza, porque no la ha tenido, para cobrar mucho y bien, no la tiene para acudir todos los días a realizar sus entrenamientos y porque no la tuvo para encubrir una lesión con tal de no perder sus eternas vacaciones.

Ahora, que ha tenido todo el verano para decirle al Madrid que se quería ir, va el mentado futbolista sin vergüenza y lo proclama a los cuatro vientos, dos días antes del cierre del mercado. La jugada del Milán y Kaká, la he visto clara desde que hizo el anuncio de que se quería ir. Está clara, muy clara la jugada. Este fiel seguidor de Cristo y que en sus ratos libres, ejerce de futbolista, en connivencia con el Milán, entre ambos, diseñaron una pintiparada y tramposa estrategia. Si hubiera hecho ese anuncio de que se quería ir con todo el verano por delante, entonces el Madrid le hubiera dicho al Milán, que de acuerdo, que se fuera, pero eso sí, con la condición de que el Milán se hiciera cargo de su estratosférica ficha, 10 kilos. Entonces, el Milán le hubiera dicho al Madrid que no, que el Milán, no podría asumir esa bestialidad de ficha. Y entonces, con el Madrid, en sus trece, como en el invierno pasado, y el Milán en los suyos, Kaká, continuaría los dos años que le quedan, y seguiría vegetando en el Madrid.

Qué ocurre, que entonces Kaká y el Milán “acuerdan” que anuncie sus intenciones al cierre del mercado ¿Por qué? porque anunciando que se quiere ir dos días antes del cierre del mercado, el Madrid, no tendrá capacidad de maniobra ya y con tal de no tener un jugador a disgusto e inutilizado, el Madrid, se vería obligado a acceder a las pretensiones de este individuo y, claro, entonces volvería a escena de incógnito, (¡¡casualidad!!) de nuevo, el Milán que diría, que sí, le queremos, claro que sí, PERO PAGANDO EL MADRID SU FICHA. Es decir, GRATIS TOTAL. Entonces, el jugador cumpliría sus deseos de irse, el Milán los suyos de tener a este individuo (pobre Milán) y el Madrid, haciendo el “primo” total. Regalando a un jugador que le costó 65 millones, y encima pagándole la ficha.

Espero que el Madrid no pique el anzuelo y no consienta esta vergonzosa y perversa jugada entre el Milán y este fraudulento jugador de fútbol y no se deje tomar el pelo y el Madrid siga firme en su posición de exigir al Milán, el pago íntegro de su ficha. Y si no, a joderse dos años, haciendo entrenamientos y jugando pachangas.

Ya está bien de que el Madrid vaya por la vida poniendo buena cara a cada atropello que sufre. El buen samaritano, Don Ricardo, no es el Real Madrid. El buen samaritano muestra el amor que hay que tener hacia el prójimo sin importar si nos tratan bien o no. En la parábola del buen samaritano, en la Biblia, éste, ejercía y practicaba con el ejemplo, haciendo buenas obras  para con los demás. Su buena obra, Don Ricardo, ha sido cobrar 10 millones de euros, en un mundo lleno de pobreza y desigualdades, por darse unas carreritas cada mañana en los entrenamientos y vivir como un maharajá. En la Biblia, uno de sus mandamientos dice: “No robarás”. Estoy seguro que usted no ha robado nada en sus cuatro años en el Madrid, por supuesto que no, pero lo que sí sé, es que usted no se ha ganado su millonario salario con el sudor de su frente. Eso seguro.

Ya está bien de tipos como usted en el mundo del deporte. Siga usted predicando las buenas obras que no realiza y siga como fiel seguidor de Cristo del que usted es un pésimo ejemplo. Siga predicando lo que no hace. Por ejemplo, el ser bien nacido y agradecido a quien puso la confianza en alguien como usted como lo hizo el Real Madrid y responder con gratitud y agradecimiento. Justamente, lo que usted, no está haciendo ni demostrando, sino más bien todo lo contrario. Dios nos libre de creyentes y seguidores de Cristo como usted.

1227969121421_f

Publicado el 31 de agosto por Javier Muñoz

@jmunozbar

Anuncios

6 Respuestas a “KAKÁ Y EL BUEN SAMARITANO

  1. Javier, permiteme agregar a tu comentario otro mandamiento de la Biblia del que este caza fortuna con alevosia y premeditacion a violado, y es el numero octavo que dice textualmente: “NO MENTIRAS”.

  2. Me permito hacer una precisión con el fin de apostillar el infame y miserable comportamiento de este tipo para con el Madrid. Hay que recordar que en su primera temporada en el Real Madrid, la 2009/2010, el ínclito Kaká estuvo aquejado de numerosas molestias -creo recordar que una pubalgia- que limitó y mucho su rendimiento. Unas molestias que podrían haberse eliminado pasando por quirófano pero no lo hizo porque hubiesen puesto en riesgo su participación con Brasil en el Mundial de Sudáfrica 2010.

    Sometido en todo momento a tratamiento conservador, la primera temporada del brasileño pasó sin pena ni gloria pero se justificó en base a esas lesiones. Fue en ese momento cuando muchos nos dimos cuenta del fraude que representaba el brasileño y, sobre todo, su escaso o nulo compromiso con el club que le pagaba -como ha hecho hasta ahora- una de las más altas nóminas del mundo del fútbol moderno.

    Luego llegó, como bien dices, el esperpento de su lesión de rodilla tras el Mundial. Cómo se fue a Disneyland y cómo disfrutó de sus vacaciones tranquilamente…y cómo ocultó a su vuelta al club su lesión, hasta que ésta no pudo taparse por más tiempo y tuvo que pasar por quirófano, perdiéndose casi cuatro meses del campeonato.

    En fin, me alegro infinito de su salida. Eso sí, no quería dejar de recordar las cosas ciertamente elogiosas que oí y leí hace apenas un año sobre Kaká por parte de los mismos que hoy descorchan botellas con su marcha. Y todo porque, por primera vez desde que llegó al Madrid en julio de 2009, José Mourinho se atrevió a ponerle las cartas boca arriba y a pedir pública -y privadamente- su salida del club.

    En ese momento, Kaká -como otros tantos- se convirtió en un nuevo mártir de la causa anti-Mou y empezaron a decir que Kaká era una especie de crack incomprendido que nunca gozó de la confianza de Mou y que por eso nunca funcionó. Que si había que darle más oportunidades, que anunciando públicamente su intención de sacarle al mercado había devaluado un activo del club, que si Mou era injusto con este figurón del fútbol…. La misma mierda de siempre.

    Afortunadamente y aunque más tarde de lo debido, por fin este gran vividor y gran farsante que es Kaká dejará de ser una rémora deportiva y económica para el equipo. Y como ocurre con Casillas, quien no le conozca, que le compre…

  3. a kaka simplemente no lo supieron aprovechar en el campo como si supo hacerlo florentino administrativamente, kaka administrativamente para el madrid le representaba mas de 100 kilitos al año, desde el primero que llego, era de los 5 mejores del equipo, y cuando jugaba lo hacie mejor que el mejor y lo poco que jugaba lo demostraba luego lo retacaban a la banca, sin justificada razón, así no se puede valorar a un jugador futbolisticamente, el que lo hace es un caso perdido que solo busca embarrarse, es como querer evaluar el desempeño de un ferrari, sin sacarlo de la cochera, y cuando lo haces lo sacar por el barrio… ni pellegrini, ni mou, y carlo que le venia a recuperar (según el) porque cualquiera que tiene dos dedos de frente, sabia que nomas había que ponerle, que la “lentitud” de kaka es como la “apatia” de karim, cosas de la prensa, como esa de que era incompatible con ozil, (teneis a ozil, kaka, ronaldo, karim, di maria y nunca les pones juntos, digo por mejor entrenador que seas es como tener un pagani y salir a pasear en el audi, se le fue el primer 10 uno de los 5 mejores futbolistas, que cuando salia su “peor” despliegue no desencajaba para nada con cualquiera del resto del equipo, lo que pasa con kaka es que no es español, y de esos en el madrid hay como la mitad de la plantilla que si tienen surte el bernabeu les aplaudira pero solo a esos que “extrañamente” no le quitan un lugar a algun canterano o español.

    • Lo que Kaká ha representado económicamente al Real Madrid es un misterio porque, si bien es cierto que el club era dueño del 50% de sus derechos de imagen, hay que reconocer que ésta fue cayendo en picado, especialmente los dos últimos años.

      Sobre su rendimiento, creo que exageras y mucho la nota elogiando lo que hizo y pareces olvidar que contó con una comprensión, un tiempo y unas oportunidades que otros, de dentro y de fuera del club jamás disfrutaron.

      Oportunidades le dio Pellegrini pero también Mourinho y, sin embargo, prácticamente se cuentan con los dedos de la mano los partidos brillantes que recordasen mínimamente al Kaká del Milan que ganó aquella Bota de Oro en 2007. Un bagaje muy pobre para un jugador que costó 65 millones de euros y llegó con la vitola de ser de los tres o cuatro mejores jugadores del mundo.

      Su lentitud no es invento de nadie, es fácilmente constatable y no es plan de hacer un estudio científico. Lo que sí está claro es que su nivel nunca fue el requerido para un jugador de su categoría, ojo, de su sueldo (astronómico, 10 millones al año) y de su nivel. Y repito, no tiene nada que ver la prensa.

      Por último, su nivel y grado de compromiso con el club que le ha pagado estos cuatro años por vegetar digamos que ha dejado mucho que desear por los motivos que tanto Jmunozbar como yo mismo te hemos contado anteriormente y que no vamos a repetir ahora.

      Si aún así sigues pensando que Kaká ha estado infrautilizado o maltratado por prensa, afición o entrenadores, apaga y vámonos…

      Salu2

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s